Bartering o el ahorro de costes en la producción televisiva


La producción televisiva se divide en dos: propia (pertenecen todos los derechos a una sola empresa) y externa (cuando los derechos se comparten). Dentro de esta última hay algunas variantes que dependen fundamentalmente de la forma en que se firman los contratos entre las empresas intervinientes.

Uno de esos contratos es el “Barter” que sencillamente es lo que conocemos como un trueque; bien de programas o de publicidad.

En el trueque de programas o intercambio de producciones, una empresa cede los derechos de emisión a otra para un país o  grupo de países determinado (Ejemplo: Latinoamérica; Península Ibérica) a cambio la compañía que recibe esos derechos, le cede los de otra obra propia. Estas cesiones pueden, incluso, tener más de dos intervinientes: un socio produce la obra en cuestión, otro la comercializa y un tercero la emite. Todo depende de los acuerdos a los que se lleguen.

Por otra parte, a lo que se refiere al barter de publicidad, es una práctica habitual en las cadenas de TV americanas, donde la participación de los productores independientes es importante. La empresa que emite un programa determinado le deja algunos minutos a la productora para negocie con total libertad, incluso el precio del spot, con el anunciante.

Ocurre que en muchos casos, especialmente en cadenas pequeñas, en que la productora tiene preparado el “enlatado” y la televisora le cede el espacio pero a cambio le exige algún/os anunciante/s firmados y cuya recompensa económica va a la emisora. Es decir que exigen al productor independiente no sólo un producto televisivo de calidad sino que, además, actúe como agente comercial.

Otros ejemplo de “Bartering” es cuando un anunciante corre con todos los gastos de producción pero antes de entregar el programa para su emisión, incluye su propia publicidad. En este caso la cadena se ahorra la inversión en producción, se limita a poner en antena el espacio y el anunciante se asegura publicidad; seguramente habrán tomado en cuenta lo que le cuesta el minuto en TV y producir el programa.

Este tipo de acciones suelen servir para aprovechar las sinergías entre colaboradores, abaratar costes y localizar las mejores alternativas económicas para poner al aire un programa.

FOTO TOMADA DE CANAL UEM


Sobre Roberto Cacheiro

Máster en Dirección de Empresas (MBA); Máster en Dirección de la Empresa Audiovisual; Periodista deportivo; Community Manager;


Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: